15.12.14

Miedos

Miedos como agujas atravesadas en mi alma, bajo la niebla espesa el silencio deja su lugar a un solo sonido; el del viento que silva fantasmal a los oídos de la soledad.
Al doblar la esquina un callejón oscuro y frío, lugar de un solo destino: el olvido. La humedad recorre las grietas de viejas paredes, mientras con mis manos intento resguardarme los oídos de las voces de mi mente, que atormentan el negro espacio entre mi corazón y la realidad.
Quedo sentado, en un rincón del callejón, mientras cierro los ojos y al abrirlos me encuentro en una acera llena de gente feliz, con el sol de frente tan radiante que encandila.
Ahí entendí que los miedos son reales y la oscuridad vive dentro de nosotros luchando con la luz, que intenta superarla. 
Este mundo iluminado es solo la fachada de un submundo que llevamos en cada rincón húmedo y deshabitado de nuestro ser.

2 comentarios:

  1. Esta tambien me gusto :) oye buscana el google connect para seguirte pero no lo encuentro :s

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que entre tanta prueba que hago con el diseño, olvidé volver a ponerlo. Pero seguramente cuando leas esto ya estará. Justo a la derecha :D

      Eliminar