25.1.15

Mujer de ningún lado

Aún escucho el latir de tu corazón
a través de todos los silencios.
Me aturde la sensación, me deshace la realidad
destruye mis anhelos, desparramando mi ser.

Soy gris como el pavimento,
desgastado por la lluvia.
Anuncias tu partida, sin un rumbo fijo,
mujer de ningún lado, siempre voy a acompañarte...

Yo estaré en el aire fresco del otoño,
mis palabras darán cálidas caricias a tus oídos.
Estaré en las hojas que caigan rozando tus manos
y no le daré mas pretextos a tus lágrimas
cuando mi beso, finalmente, abrace tu sonrisa.

2 comentarios: