17.6.15

Mar de historias

En un océano de letras
encontré a la deriva una historia
ni de amor, ni de aventuras
sólo una historia.

Representada en ella
estaba una dama,
que cargaba una vida
llena de idas y venidas.

Me vi reflejado en sus párrafos,
me sentí atraído por las imágenes que describía,
y día tras día la leí, 
la repasé hasta que no quedó palabra que no reconozca.
Me la aprendí de memoria.

Desembocando en otro mar
estaba mi historia,
desesperado busqué la forma de juntar
la historia de ella con la mía.

Pero las fuerzas de la naturaleza intervinieron,
las corrientes llevaron su historia lejos de mi,
dejaron que el agua separe y disuelva
esa unión breve pero intensa,
de dos personas que surcan océanos
cargando sus historias
esperando a ser leídas y compartidas,
en los afluentes de vidas que aun no conocen
pero llegando finalmente a su destino.

6 comentarios:

  1. Simplementebello, lo bueno es que cada pequeña cosa es una historia que escribimos y no nos damos cuenta. Resulta un poco meláncolico, mas no es triste.

    Good job Fer!
    Nos leemos, que estés bien!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias y es así, cada paso que damos en la vida es un fragmento de la historia que escribimos.
      Saludos!

      Eliminar
  2. Precioso poema, me gusta mucho tu forma de escribir.

    un abrazo!

    ResponderEliminar