21.1.16

Árbol

Extendiendo sus raíces bajo el suelo blando
para elevarse sobre el prado
imponiendo su erguida robustez,
moviéndose al son del viento que silva notas
a través del batir de sus ramas.

Refugio y hogar de salvajes gorriones
que sobrevuelan su valiosa presencia,
cantando sus peculiares melodías
expresando felicidad.

Largas jornadas de sol
y violentas tormentas agitan
la paz y el temple de su presencia
que permanece inmutable.

Digno elemento del paisaje,
recalcando que el tiempo no es un problema
la naturaleza aborda nuestra vida
escondiendo sus años bajo un manto verde
dibujando follajes y crujientes otoños
delante de nuestros ojos,
que atónitos ante nuestra propia humanidad
ignoramos al ser noble y sabio
que se oculta tras arrugas de madera.

10.1.16

Reencuentro

Ese reencuentro, después del abismo que creamos,
el tiempo se quiso sumar a la distancia
que ya nos separaba.
Y has vuelto, atravesando el pasado reciente
sin juzgarnos, sin juicios o explicaciones
sobre la falta de cordura,
la locura forma parte de nosotros
y continuamos lo que nunca había terminado.

La dulce tentación de tu ser
la delicada suavidad de tu piel,
encanto de sueños de verano,
mientras la lluvia cae ligeramente
mojando mi vida con esperanzas
que traes guardadas bajo tus miradas.

Hoy brillas en mi vida
como una estrella que acaba de nacer
como el fuego que enciendes en mi.
Recordándome a un amor adolescente,
transformas mis pensamientos en caminos hacia ti,
caminos que tomaré para entregarte mi ser
en las formas que tu corazón acepte.

El ritmo de la vida, el futuro, todo puede cambiar;
el Norte no siempre será el mismo en nuestras brújulas,
pero hubo algo que nos unió 
quizás nunca le encuentre la razón
pero en mi universo, mi mundo...
Yo lo llamo Amor.