21.1.16

Árbol

Extendiendo sus raíces bajo el suelo blando
para elevarse sobre el prado
imponiendo su erguida robustez,
moviéndose al son del viento que silva notas
a través del batir de sus ramas.

Refugio y hogar de salvajes gorriones
que sobrevuelan su valiosa presencia,
cantando sus peculiares melodías
expresando felicidad.

Largas jornadas de sol
y violentas tormentas agitan
la paz y el temple de su presencia
que permanece inmutable.

Digno elemento del paisaje,
recalcando que el tiempo no es un problema
la naturaleza aborda nuestra vida
escondiendo sus años bajo un manto verde
dibujando follajes y crujientes otoños
delante de nuestros ojos,
que atónitos ante nuestra propia humanidad
ignoramos al ser noble y sabio
que se oculta tras arrugas de madera.

2 comentarios:

  1. que lindo fer, es tan gráfico, tan exactas las descripciones. Seguí escribiendo.

    Gracias por comentar en mi blog, tengo en cuenta lo que me ijiste ;)
    Saluos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado Paula.
      Saludos!

      Eliminar