15.4.16

Lluvia permanente

Las dulces lágrimas del cielo
caen desde un manto gris
formado por la plegaria más oscura
que alguna vez rezó tu alma.

Pensamientos flotando en el vapor,
florecen gotas de sangre transparente
atravesando tu mente
como flechas de un errante cupido.

¿A caso la lluvia permanente enfría aun más tu corazón? 
que es duro como piedra, permanece inmutable ante mis ojos;
mis ojos que no brillan y se pierden en la espesa neblina
de mañanas opacas y lamentos que se oyen
a través de relámpagos y truenos distantes.